Quienes somos

Fundado en 1982
Hasta 1997 en Nehmten / comarca de Plön, después estancias de trabajo en Málaga y Granada / España,
desde abril 2001 taller en Preetz.
Desde agosto 2002 en Plön próximo al palacio.


Formación profesional de ebanista / maestro carpintero y restaurador de muebles.
Técnico de edificación en la Wirtschaftsakademie (Academia de economía) de Kiel.
Varios años de actividades en los diferentes campos del oficio de carpintero y prácticas en diversos talleres restauradores en Slesvig Holstein y Hamburgo.
Participación en diferentes talleres y simposios de trabajo de las federaciones de restauradores y de la cámara / gremio de artesanía.

Los principios de la restauración:

¡Para mi la restauración significa conservar en la medida de lo posible lo existente!
Por lo tanto prefiero métodos de trabajo que conserven la esencia (es decir trabajo manual). Renuncio al empleo de maquinaria, considerándolo un método brutal, para rebajar afilando los pulidos antiguos y los chapados.
Si es necesario quitar una superficie o un pulido antiguos, por el impacto del daño, aplicamos un método manual especial de rebajado húmedo (sin pérdidas de la esencia) para reconstruir una nueva superficie a continuación.
Aplicamos únicamente disolventes suaves o aceites especiales desecantes de árbol – o vegetales si se desea obtener colores más vivos.

No obstante, en muchos casos sólo se trata de regenerar y abrillantar los pulidos antiguos con su pátina hermosa, formada por los diferentes usos durante muchos decenios, una vez repegados con cola los trozos sueltos y añadidas las piezas que falten.
Muchas veces es difícil para el cliente aceptar una vieja mancha de tinta en la superficie del escritorio o una grieta superficial. No sería adecuado quitar la mancha afilando a viva fuerza o aplicar un chapado completamente nuevo.
Con el empleo de disolventes suaves y el trabajo mecánico manual esmerado, conseguimos en gran medida evitar la molestia de la mancha. Al reintegrar piezas con vetas y pátina adecuadas en las lagunas del chapado, pulirlas posteriormente, o dar pátina otra vez, la mayoría de los daños resultan prácticamente invisibles.

Nuestro inventario de muebles antiguos irreparables crece constantemente y es muy importante para nuestro trabajo profesional. Este almacén de repuestos nos ofrece las piezas de muebles, chapados o maderas macizas correspondientes, con la estructura y la pátina formadas durante muchos años, que necesitamos para la restauración profesional adecuada. Las lagunas de materia grandes así como posibles elementos constructivos o de adorno dañados en tal medida que no se pueden preservar son reconstruidos por mí según el original con las maderas y los chapados antiguos disponibles e reintegrados cuidadosamente en la parte existente del mueble, imitando la estructura, el color y la pátina del original. Pero siempre seguimos nuestro principio: sustituyendo única y exclusivamente el material antiguo que no se puede preservar o que por razones estéticas o constructivas es necesario para obtener el resultado deseado.
 

pie de imprenta
© by T. Schmitz